Del propósito al triple impacto

Transformando la inspiración en acciones concretas que impacten positivamente la sociedad, el ambiente y la economía.

Es muy importante definir cuáles son las creencias que motivan a las empresas a existir, que trasciende el beneficio económico exclusivamente. Esto genera un valor real, que soluciona problemas reales de personas reales, por lo tanto el impacto económico es una consecuencia a una solución real. Por eso, son cada vez más las empresas que construyen sus estrategias desde el triple impacto, es decir, buscan que su propósito cree un impacto positivo social, ambiental y económico.

El valor real que la empresa ofrece es el propósito y no debería ser sólo una frase atractiva para la web o presentación institucional; es una declaración ante el mundo que nos sirve para entender cuál es el rol que cumple nuestra organización en la sociedad, y cómo nuestras acciones pueden afectar o beneficiar a las personas, nuestro entorno y al medio ambiente.

Así, el propósito es también una guía y un desafío constante. Se convierte en el norte de la empresa al momento de tomar decisiones estratégicas, cotidianas o a largo plazo, y para fortalecer las buenas prácticas.

Un ejemplo inspirador de una empresa con un propósito que va más allá del beneficio económico es Pixza, un local de comida mexicano que se define como “una plataforma de empoderamiento social disfrazada de pizzería”, que busca la reinserción de jóvenes en situación de calle a la vida productiva, mediante un empleo formal y un programa de empoderamiento social integral.

Pixza es una Empresa B certificada mexicana que promueve la reinserción social de jóvenes en situación de calle.

Pixza demuestra cómo, a través de su modelo de negocio y buenas prácticas, las organizaciones pueden resolver grandes desafíos de nuestra sociedad.

Como empresa, lo importante es sostener estas banderas que elegimos y tratar de concretarlas en acciones del día a día que sean simples y accesibles, para no embelesarse solo con los grandes desafíos, ya que sin estas pequeñas acciones, estos se convierten en mensajes utópicos.

Triple impacto nacional

A nivel local podemos mencionar empresas que desde su propósito logran encontrar el camino para generar un impacto significativo en su entorno. Estos casos nos están demostrando que el triple impacto es posible, deseable y rentable en nuestro mercado.

Un buen ejemplo es Sueñolar, una Empresa B de gran tamaño en el mercado que busca aportar valor desde sus soluciones para el descanso, a través de la generación de empleo, capacitación y educación a personas en situación de vulnerabilidad, sobre todo, en la comunidad en la que tiene mayor impacto: Ypacaraí.

Para esto, cuentan con distintas políticas y programas de Desarrollo Sostenible para sus colaboradores y comunidad, con el fin de promover temas como salud mental, violencia de género, primer empleo, seguridad vial y educación financiera, entre otros.

Además, obtuvieron distintas certificaciones internacionales que se encargan de garantizar que los procesos productivos se realicen en armonía con el medio ambiente, promoviendo la sostenibilidad y protección de los recursos naturales.

Asimismo, las pequeñas y medianas empresas también pueden lograr generar un impacto positivo. Albertina, una marca nacional de moda que nació con el propósito de crear piezas, no colecciones, desafiando al efímero y cambiante mundo de la moda, además realizan acciones de concientización sobre la revalorización, el uso y consumo de la ropa, mostrando el impacto.

Para la producción de las prendas, trabajan con costureras emprendedoras, mujeres dueñas de talleres; concediéndoles la oportunidad de un trabajo seguro desde sus hogares y mensualmente bien remunerado.

Candela es una empresa paraguaya que busca generar un espacio laboral que potencie las habilidades de las personas con discapacidad intelectual, realizando productos de limpieza. Profesionales acompañan a los trabajadores, brindando así un tratamiento integral a través de un empleo digno.

Para la distribución de los productos promueven la reutilización de los envases retornables, con el objetivo de disminuir su impacto medioambiental. Asimismo, parte de los ingresos de Candela permiten la sostenibibilidad de la Fundación Arranco, organización que brinda tratamiento integral a personas con discapacidad intelectual de escasos recursos.

El futuro empieza hoy

Sistema B es una organización regional, con presencia en Paraguay desde el 2016, que ha ido tomando protagonismo en los últimos años, se enfoca en promover a las mejores empresas para el mundo, que resuelvan los grandes desafíos sociales y ambientales desde el centro de sus negocios. Para esto, otorgan una certificación B a las empresas que pasan por un detallado proceso de evaluación de impacto.

Listado de las Empresas B Paraguayas certificadas

Ser Empresa B significa el compromiso de demostrar que las empresas pueden ser agentes de cambio y contribuir a la solución de las grandes problemáticas sociales y ambientales.

El proceso de Evaluación y Certificación B insta a las empresas a reflexionar sobre su propósito, a definir acciones claras para cumplirlo y a medir su progreso constantemente.

El día B es un evento que busca reconocer a las empresas paraguayas y de la región que buscan tener un impacto positivo.

Desde Brandon, buscamos ayudar a las marcas a encontrar o descubrir su propósito, buscando un resultado auténtico y significativo para su contexto, su historia y sus sueños, trabajando de cerca con el equipo de cada proyecto y empresa, utilizamos dinámicas de co creación entre el estudio y el cliente para llegar a ideas y estrategias deseables, realizables y sustentables.

Las grandes promesas de las marcas son tan importantes como las acciones pequeñas y cotidianas, es por eso que instamos a todos a buscar un equilibrio entre los sueños y los gestos, donde sin perder el horizonte busquemos formas de caminar hacia él en el día a día, de esta manera nuestro sueño será cada vez más creíble y tangible para los colaboradores, los usuarios y para nosotros mismos.

El proceso para ser mejores empresas para el mundo no es fácil, pero es necesario y valioso, y la comunidad de empresas B está creciendo en Paraguay y el mundo, generando un red de colaboración, visibilidad y mejoras continuas para todos.

Somos un estudio de diseño que desarrolla identidad y comunicación con propósito.

Somos un estudio de diseño que desarrolla identidad y comunicación con propósito.